El Albarán

El albarán es un documento utilizado en las operaciones comerciales que certifica que un pedido ha sido entregado, aunque hay que tener en cuenta que no sustituye a la factura.

1. ¿Qué es el albarán?

Al albarán también se le puede llamar nota de entrega y  es un documento que sirve para acreditar la entrega de un pedido.  Al comprador le sirve para comprobar que lo que ha recibido coincide con lo que solicitó  y poder comparar con la factura que reciba.

Al proveedor le sirve como justificante de la entrega de la mercancía, siempre y cuando esté debidamente firmado y sellado por la empresa.

Junto con la mercancía pedida, se envía dos copias del albarán, una se la queda el receptor de la mercancía y la otra se la entrega firmada y sellada al transportista. Cuando es una empresa de transportes ajena al proveedor se firmará una nota de entrega (de la agencia de transportes) en la que no aparecen detallados los productos que se entregan, solamente el nº de bultos y la procedencia. En este caso el albarán estará adjunto a la mercancía.

 

2. Partes del albarán

El albaran debe llevar estos apartados:

  • Lugar y fecha de emisión del albarán
  • Código o número del documento
  • Datos identificativos del comprador y del vendedor
  • Domicilio del comprador y vendedor
  • Lugar y fecha de entrega
  • Cantidad y descripción de los productos. No es necesario que sea un albarán valorado, (con los precios).

3. Tipos

  • El albarán valorado, con los precios indicados
  • El albarán sin valorar , sin los precios.

 

4. Cuestiones a tener en cuenta

  • Si firmamos la entrega del albarán sin ninguna nota, estamos aceptando la cantidad y calidad de lo entregado.
  • Debemos realizar un primer control visual por si se observa algún daño externo, Cajas mojadas, golpeadas, palets rotos… Si fuese así se anotaría como incidencia.
  • La mayoría de las veces el transportista se va antes de poder realizar una inspcción más detallada de la mercancía por lo que resulta interesante firmar, sellar e indicar “pendiente de revisión” con ello indicamos que no hemos confirmado si el envío es correcto, solamente lo hemos recepcionado en nuestras instalaciones. De esta manera podemos reclamar posteriormente posibles errores o daños.
  • Si no se está conforme con lo recibido, se puede optar bien por no firmar el albarán en cuyo caso se devolvería el pedido, o bien por firmarlo, pero indicando en el apartado “observaciones” la anomalía detectada en el momento de la entrega.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s